Frases de Familia

Para muchos la familia no significa apenas nada, a pesar de ser las personas que más te acompañan, en una vida donde es fácil olvidar, lo que realmente vale para nosotros sin dudar.   Es la conclusión a la que he llegado gracias a ellos, personas con valores de grandes enteros, enseñándome a ser mejor.

 

La familia es un regalo hermoso que cada persona posee, es donde se comparten sentimientos de amor y de paz, porque todos unidos formamos una familia.

 

No hay nada sólido sino lo que es natural, y la cosa natural en política es la familia. La familia debe ser el punto de partida de todas las instituciones.

 

Familia: cuna del respeto por el otro, del amor por sobre todo, del intento sostenido de buscar felicidad en cada paso hacia adelante.

 

La familia es la reunión de algunas almas que deciden compartir su mirada a las estrellas, y ser estrellas en cielos propios, y brillar, hasta el destello.

 

Familia,  último bastión de resistencia de la guerra a  los infames, los muertos en vida, los espectros…

 

No hay nada sólido sino lo que es natural, y la cosa natural en política es la familia. La familia debe ser el punto de partida de todas las instituciones”. –Honorato de Balzac.

 

Célula primera y vital de la sociedad; de la familia nacen los ciudadanos, y éstos encuentran en ella la primera escuela de esas virtudes sociales, que son el alma de la vida y del desarrollo de la sociedad misma.

 

“Todos los pueblos hostiles a la familia han terminado, tarde o temprano, por un empobrecimiento del alma.” –Hermann Hesse.

 

“Los amigos: una familia cuyos individuos se eligen a voluntad”. – J.B. Alphonse Karr.

 

Hace cuanto tiempo que lo le decís a alguien de tu familia esta palabra, en especial a tu cónyuge. Esta palabra es la llave para que se abran muchas puertas.

 

Te necesito: para decir esta palabra es necesario renunciar al orgullo y la falsa humildad, al decir esta palabra se esta desatando un poder perdonador sobre la vida de la que la escucha.

 

El hecho de que reconozcamos las cualidades y virtudes de nuestro prójimo o cónyuge no es signo de inferioridad en absoluto, aparte no todo debe ser crítica o negativismo, ¡no es cierto! Aprendamos a decir sinceramente esta palabra y ver las maravillas que se desata del cielo cuando la pronunciamos sobre otros. Romanos 8:28.

 

El perdón es difícil pero no imposible ponerlo en practica, porque esta conlleva sanidad y refrigerio a los huesos, cuando la empleamos en el matrimonio lo único que trae es estabilidad, felicidad, armonía, y amor, “Hasta cuantas veces debo perdonar, dijo Pedro, el señor contesto: no te digo siete sino setenta veces siete.

 

El sólo hecho de pronunciar las gracias hace que la otra persona se sienta útil, agradecida y valorada por su semejante. Aprendamos entonces a decirlo más continuamente porque este mundo sufre frialdad y mal agradecimientos.

 

Es necesario inventar un tiempo que por cierto es muy valioso para escuchar a nuestra/o esposa/o, hijos/as, padre, madre, amigo/a, hermano/a, porque hoy día la gente necesita ser escuchada y si llevamos en cuenta de que de todos podemos aprender algo valoraríamos este concepto. Decir esta palabra significa para el que escucha que es llevada en cuenta, valorada como ser humano y que hay interés en ella.

 

Que bueno y que símbolo de madurez es hablar sin insultarse y con la verdad en la boca, ¡no es cierto!, nosotros podemos pedir sabiduría dice el Apóstol Santiago y el Señor nos daría abundantemente y sin reproche. La Biblia dice que no se ponga el sol sobre vuestro enojo, por lo tanto cada día arreglemos cuenta hablando de frente, poniendo todo en la mesa para luego orar juntos.

 

El hombre puede llegar a no tener familia, pero empieza siempre por no tenerla; en eso de la familia hay algo que no depende de uno.

 

La familia es el elemento natural, universal y fundamental de la sociedad, y tiene derecho a la protección de la sociedad y del Estado. Los lazos principales que definen una familia son de dos tipos: vínculos de afinidad derivados del establecimiento de un vínculo reconocido socialmente, como el matrimonio.

 

Familia, es la palabra que suena como bella canción sus notas musicales son: Fa, Mi y La. Y la “i” que falta, es para decir lo “increíbles” que son.