Frases de Hermanos

“Si decimos que amamos a Dios, a quien no vemos, y no amamos a los hermanos, que tenemos a nuestro lado, somos unos mentirosos” (Primera Carta de San Juan, 3, 11-18).

 

Un hermano es un amigo que nos da la naturaleza y un amigo es un hermano que nos da la sociedad.

 

“El que derrame su sangre conmigo será mi hermano.” William Shakespeare.

 

Nosotros somos como dos gotas de sangre que salimos de la misma madre, eres y serás por siempre mi hermano y eso nadie lo puede cambiar, aun nos queda momentos únicos por vivir, y ser cómplices de nuevas travesuras, es raro decirte a ti un “te amo” pero no necesitas saberlo por que realmente tu lo sientes.

 

Nuestros amigos son los hermanos que Dios olvidó darnos.

 

En todo tiempo ama al amigo y es como un hermano en tiempo de angustia.

 

“Hemos aprendido a volar como los pájaros, a nadar como los peces, pero no hemos aprendido el arte de vivir juntos, como hermanos”. – Martin Luther King.

 

“No sabrás todo lo que valgo hasta que no pueda ser junto a ti todo lo que soy”. -Gregorio Marañón.

 

La riña de hermanos es agua de manos.

 

Los lazos de sangre ligan, pero no son suficientes para que otro lleve nuestra carga.

 

“Cada vez que menospreciamos a uno de nuestros hermanos porque es pobre o enfermo, es a Cristo a quien humillamos”. –Santa Teresa de Calcuta.

 

“Cuando amamos al hermano con amor verdadero…, le amamos con un amor que viene de Dios… Y el que no ama al hermano, no está en el amor…, y el que no está en el amor no está en Dios porque Dios es amor… “–San Agustín de Hipona.

 

Quien no ama a su hermano a quien ve, no puede amar a Dios a quien no ve.

 

Si alguien ama a Dios, ame también a su hermano.

 

“Si quieres saber si recibiste el Espíritu, pregunta a tu corazón, si encuentras en él el amor al hermano, estate seguro, porque no puede darse el amor sin el Espíritu de Dios”. –San Agustín de Hipona.

 

“Si viste a tu hermano, entonces viste a Dios”. –San Clemente de Alejandría.

 

“Todo lo que hagan a uno de estos mis hermanos, a mí me lo hacen”.

 

“Yo no puedo soportar ni la crítica ni el hablar mal de los hermanos”. –San Pío de Pieltrecina.

 

Los hermanos se tapan las mentiras, se dicen que se odian, se pelean, juegan. Pero a pesar de todo siguen siendo ¡HERMANOS!

 

La amistad entre hermanos es difícil de conseguir cuando los padres tienen preferencia por un hijo o de forma inconsciente los comparan. Ayuda a tus hijos a ser amigos y te darán sorpresas cuando sean mayores.